Jafet Soto

No hay en el país -la pequeña Costa Rica- un hombre de futbol como Jafet Soto Molina.

Querido por muchos y no tan querido por otros tantos; el gerente herediano es un tipo pasional y visceral, que da todo por la causa rojiamarilla. Ahora incluso fue más allá, y se involucró con la Selección Nacional en un momento de crisis y en el que Qatar se veía lejos, muy lejos. Seamos claros: no hemos clasificado todavía, pero hoy esa clasificación está a un juego de distancia -ante Nueva Zelanda- y Jafet algo de responsabilidad tiene, aunque a algunos les duela admitirlo.

Pero devolvámonos: es Jafet Soto sin duda el dirigente más polifacético y mediático de nuestro balompié. Desde las oficinas (los despachos le llaman en Europa), los camerinos, las canchas; desde las ligas menores, las visorías y la primera división, el aporte de Jafet al Club Sport Herediano es invaluable. No contento con eso y apostando en grande, Jafet y Fuerza Herediana, apostaron al mega proyecto del nuevo Rosabal Cordero, una magna obra que marcará un antes y un después en la historia de la provincia herediana.

Ese es Jafet Soto. Un hombre que “respira futbol y rojiamarillo” las 24 horas del día. Dicen que el fubtol no es de merecimientos, pero como un herediano más debo decir que nada me haría más felíz que en este torneo, el futbol le devolviera algo de todo lo que le debe a Jafet y el “Team” alcanzara ese ansiado bicampeonato esquívoco hace más de 40 años. Sería un premio muy merecido para alguien que tiene el alma rojiamarilla y que da la vida por su amado Club Sport Herediano.

Por Bernal Arce


121 visualizaciones0 comentarios