top of page

Aprendamos a vivir

Un día podemos estar en un consultorio y al salir te pueden decir CÁNCER, te quedan tres meses de vida y de que te agarras cuando sales, del dinero, de las propiedades, de la fama, de tu orgullo, del prestigio. Solo te queda el sentido profundo de tu vida.

Un día despertarás y descubrirás que no tienes más tiempo para hacer lo que soñabas. Es urgente que aprendamos a vivir el tiempo que nos queda. Muchos podríamos haber ingresado en la cuenta regresiva sin saberlo.  Como dice Charles Chaplin "En esta vida todos somos turistas, donde Dios es nuestro agente de viajes que ya ha fijado nuestros itinerarios, reservas y destinos". Probablemente todo está programado y vivimos simplemente capítulos que estaban escritos, al igual que aquellos que se acostaron anoche con una larga lista de cosas que hacer hoy y no lo lograron. Hay personas a las que amábamos que ya se fueron y un día usted también partirá inevitablemente.  La muerte y el tiempo nunca se detienen. La primera es inevitable y en la segunda tu eres el responsable. Esta vida nos lleva tan rápido que algunos ya no sienten la respiración ni su corazón y olvidan que solo tienen el día de hoy y que el día no se mide en horas sinó en momentos.


Por qué tenemos que entender la importancia de las cosas una vez que ya no puedes hacer nada, aún  sabiendo que la vida en la mayoría de los casos te va a tomar desprevenido. Te darás cuenta que nunca se olvida a un ser amado, solo se aprende a vivir sin el.  Vivímos en el mismo planeta pero cada quien en su mundo, esperando  tiempos mejores. Hoy nuestro tiempo vale más porque cada vez nos queda menos.


Todo en este mundo pasa, las cosas, las personas, la fuerza, la belleza. Hace poco éramos niños y ahora las arrugas y los cabellos blancos se mezclan con el cansancio del cuerpo.


Nadie es indispensable en la vida de nadie.  Ni una persona, ni un lugar ni un trabajo. Quien se va le decimos hasta luego y quien llega bienvenido. Sentimientos viejos mueren y otros nuevos nacen, amistades se acaban y otras recién comienzan.


Si pudiéramos ver el tiempo de vida de cada persona, ciertamente muchos se prepararían para el día de su muerte. De seguro no alcanzaría el tiempo para despedirnos de quien amamos. La Madre Teresa decía "Ama lo que tienes, antes de que la vida te enseñe a amar lo que perdiste".

Tenemos menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora. Hoy mi tiempo es más escaso y por eso me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces; los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.


He trabajado toda la vida para que a mis hijos no les faltara nada, pero en realidad toda la vida les he faltado yo. Hoy nos queda poco tiempo para hacer lo sencillo. Realmente necesitamos  paz y no likes.A uno le parece que estar vivo es normal y en realidad es un milagro. Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una.


No compitas ni te aferres a nada ni a nadie. Haz lo correcto siempre y no te preocupes demasiado. De todas formas lo que llega es por algo y lo que se va también. Hoy sabemos que no todo es color de rosa, que las lágrimas no se las merece quien te las hizo derramar. 


El amor no se puede forzar porque llega cuando menos te lo esperas y las mejores cosas no se pueden comprar. El secreto siempre ha estado detrás, al lado de las personas que amamos. Esas personas que cuando ya no están nos arrepentimos del poco tiempo que les dimos.

A veces uno gasta la vida de tanto usarla. No esperes tiempo mejores, gózate la vida, no lo pienses más, date un chance hoy, vive lo que puedas, vive hasta el final ya que la vida que Dios nos ha dado solo será una vez. El cielo no está tan lejos si lo buscamos aquí.

No te preocupes del día que no ha llegado, a veces hay que taparse los ojos para ver la dimensión de la luz.

 

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page