Herediano creció de la mano de Jafet.

Bernal Arce

El campeón nacional “regresó” desde lo más bajo de la tabla y a puro futbol y resultados hoy es segundo y alerta a Alajuelense de que va por el primer lugar.

Un Jafet Soto más comedido y cauto, es el capitán de la nave florense que hoy ve posible el bicampeonato, algo que hace dos meses parecía descabellado. Cuando el 11 de marzo se anunció -luego de la salida de Jeaustin- que Jafet se quedaba a cargo del Campeó Nacional, en Meridiano apoyamos esa decisión que nos pareció la más inteligente: “no vamos a vender mentiras, contratar a alguien es presionarlo con resultados inmediatos. Yo conozco al equipo y sé lo que pueden dar. De aquí en adelante solo vamos a enfocarnos en jugar cada partido como una final y vamos para adelante”; sobran las palabras; de momento Soto y el camerino han respondido con creces a lo dicho en aquel momento. Un 83% de rendimiento es la carta del gerente general y hoy técnico herediano.

El equipo florense nos acostumbró a estos repuntes, que son dignos del campeón; es una realidad que el formato del torneo le sienta bien a un camerino que “disfruta jugar bajo presión” y de momento queda de lado la crítica -que la hemos hecho- sobre los malos inicios de torneo para el Team. El momento es rojiamarillo y es una realidad clara y contundente, imposible de rebatir.


Se viene cierre de infarto para la primera fase del torneo. Si Herediano gana mañana en Alajuela y corta esa racha sin victorias ante los manudos, la presión se alojará en la casa rojinegra y cualquier cosa pasada en las dos últimas fechas. La palabra la tienen ambos equipos en la cancha. Lo que nadie puede negar es que el buen momento florense llegó de la mano del Rey Midas florense -Jafet Soto Molina- algo evidente para todos - quienes lo admiramos y sus detractores- que de momento callan ante los buenos resultados


122 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo