Ciclismo: el fin de año es de cuidado.

José Marvin Monge.


No pierdas el norte al final del año.

Para algunos ciclistas el año se terminó y se les hace necesario un descanso, otros trabajan fuerte para hacer su diciembre, algunos se dedican a sus familias y vacaciones, otros están cerrando el año fiscal de su empresa. El fin de año es el momento donde los ciclistas que no corren la vuelta a Costa Rica cometen más errores. Pero cuales son esos casos que se repiten cada año.


1. Hay cambio de estación. El clima cambia con mañanas frías, fuertes vientos y días muy calientes que generan un cambio estacional propicio para que el ciclista se enferme. 


2. Algunos inician proyectos y pretemporadas antes de tiempo, estando aun un poco cansados del año que ni siquiera termina. Lo vemos reflejado a mediados y finales del siguiente año con resultados no deseados. 


3. Se bajan de la bicicleta. Otros se bajan de la bicicleta poco a poco, descuidan su alimentación, engordan, no descansan e inician el periodo de asistir a muchas fiestas.


4. Entrenamientos incorrectos. Hay un grupo que hacen entrenamientos incorrectos o fondos agotadores que te bajan las defensas y se llenan de fatiga. Pierden el norte al cerrar el año. No es lo mismo iniciar enero para alguien de 25 años que alguien de 50 años. Son cuerpos muy diferentes.


5.Te quedas sin motivación. Llevabas entrenos buenos y un ritmo que te motivaba, pero de repente tus compañeros ya no salen, te toca salir solo y no sabes para donde entrenar ni con que intensidad. Al final descuidas todo lo ganado.  


Año con año el fenómeno  se repite, debes luchar con ese monstuo interior que quiere abandonar, perder la constancia y llevarte a lo mas fácil.  Eso con lo que estás luchando hoy, eso que nadie parece entender, eso que casi te aleja de todo, que te hace sentir débil, esa misma cosa será tu mayor fuente de energía cuando logres vencerla..No te rindas porque cuando atravieses esta etapa renaceras más fuerte. No siempre habrá alguien motivándonos, a veces toca levantarse del suelo y empezar de cero. 


Un buen consejo. Descansa, no te presiones del año que no ha llegado. Mantenga la base física, no pierdas todo lo que has ganado, disfrute diciembre sin presión alguna, cuide su peso, camine en altura, respire profundamente, aprenda a llenar el pulmón, limpie su cuerpo y deje que se recupere de forma natural, corrija errores y posturas, haga ejercicios que te ayuden a fortalecer el núcleo y el trapecio.Sal con tus amigos sin encender el Garmin.


El secreto será mantenerse sin perder lo que ya tienes dentro, come bien sin excesos, no abandone la bicicleta del todo (ese es el secreto del principio de  la especificidad). No empieces enero de cero porque tendrás que iniciar por vencer a tu fuerza de voluntad. 

14 visualizaciones0 comentarios