Ciclismo después de los 40




Por José Marvin Monge


Solo por enumerar algunas ventajas. Salud mental, Contacto con la luz solar, reducción del estrés, oxigenación, calidad de sueño, Mejoras en el sistema inmune y aumento de células T, aumento de la temperatura corporal que a su vez mata bacterias, mejora el envejecimiento y la masa muscular, estabiliza los niveles de grasa, colesterol y testosterona.Reduce la posibilidad de cáncer en un 40%, alarga la vida útil del corazón, retrasa y previene el Alzheimer, aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, mejora la memoria, limpia las articulaciones, fortalece músculos y rodillas, mejora el equilibrio, las posturas y los reflejos. Favorece el contacto social que a su vez lo llena de vida.


Si después de los 40 años eres un ciclista competitivo debes saber lo siguiente.

El Vo2 disminuye un 15% cada 10 años y la pérdida de potencia es de 3 vatios por año.

No será posible mantener cargas elevadas de entrenamiento ya que se complica aún más la recuperación.

En tu mejor punto eres de un 15% a un 20% menos que un Elite.

Tus fibras musculares lentas se van a mantener y tardan en fatigarse, pero tus acostumbradas fibras rápidas están pasando a ser fibras lentas. En otras palabras, nos hacemos lentos, pero más resistentes.


Debes entender el ciclo de la vida. Te enfrentas a los primeros síntomas, Irremediablemente Iremos perdiendo rendimiento, capacidades físicas y funcionales. No será posible mantener cargas elevadas de entrenamiento y por ello hay que ir dejando ese mito de que entrenar mucho te va a poner mas bueno.

Muchos ciclistas se lesionan porque quieren continuar como cuando tenían 25, se dejan llevar por un estado emocional y aún no ingresan en el periodo de aceptación.


La vida laboral, el aumento de peso (grasa visceral) y el tema familiar podría ser una carga complicada de llevar.

En tu mejor punto eres de un 15% a un 20% menos que un Elite.

Te vuelves más predecible y hay momentos donde te sientes cansado.

¿Entonces cuál es el secreto del ciclismo después de los 40?

El secreto será siempre mantener tu estado de forma y no dejarlo caer ya que volver a donde estabas puede ser cada vez más difícil.“ No entrenes más, sino siempre lo necesario”.


Debemos conocer bien el equilibrio del entrenamiento a altas intensidades versus la recuperación. Quizás son una buena opción los métodos como el trabajo de Core, Hiit y el Tabata. Nunca deben de faltar ejercicios fuera de la bicicleta, cuide sus posturas y no descuide la salud de la espalda.


Favorecer al máximo los procesos de recuperación con una buena nutrición, batidos de proteínas, hidratos de carbono, aminoácidos y glutamina para que ayuden a mantener la masa muscular.

No entrene mucho ni muy fuerte sino lo necesario según tu objetivo. En otras palabras, si tu cuerpo cambia tu entrenamiento también.


No culpes a la edad de tu falta de rendimiento, échale la culpa a la falta de entrenamiento. No dejamos de entrenar porque envejecemos sino envejecemos porque dejamos de entrenar.


8 visualizaciones0 comentarios