30 de mayo Día del Periodista Costarricense

Bernal Arce✍🏻

Cada 30 de mayo celebramos en Costa Rica el Día del Periodista Costarricense,en memoria de todos los valientes periodistas, camarógrafos y reporteros víctimas del Atentado de la Penca.


Aquel 30 de mayo de 1984 quedó grabado con sangre en la memoria

del país y de la prensa costarricense de la época. Esa día se llevó a cabo el atentado de la Penca (una finca en territorio nicaragüense en las márgenes del Río San Juan) perpetrado con la finalidad de asesinar a Edén Pastora, en el marco de la lucha interna en Nicaragua entre la contra y el régimen sandinista. Tras dicho atentado que pretendía materializarse en una conferencia de prensa a orillas del rio San Juan, el Comandante Cero resultó severamente herido y se perdieron 7 vidas y hubo 22 heridos más, tras el estallido de una bomba, que aún hoy se desconoce quién la puso. Entre los fallecidos, valientes miembros de la prensa se encontraban: Lynda Frazier (del Tico Times), Jorge Quirós, Evelio Sequeira, Carlos Vargas Gené y Roberto Cruz. Entre los periodistas gravemente heridos y que hoy nos sobreviven Nelson Murillo, José Rodolfo Ibarra y Edgar Fonseca.

Transcribimos parte de una entrevista dada por Nelson Murillo -periodista en aquel entonces de 24 años- al diario El País de España:


“Estados Unidos había decidido cortar la financiación a la Contra y a Pastora para que se unieran contra los sandinistas. Pastora decía que era el único verdadero sandinista; era un rebelde dentro de los rebeldes. Lo que dijera era muy importante y varios periodistas acudimos a ese lugar que llamaban La Penca, a pocos metros de la frontera con Costa Rica.”


Murillo, su asistente Jorge Quirós y colegas costarricenses y extranjeros llegaron ese miércoles por la tarde a una casucha que servía de guardia para Pastora y su comando. Acordaron realizar la rueda de prensa al día siguiente, pero la ansiedad de otros colegas hizo hablar a Pastora. Se fueron acercando a él con libretas en mano, dando también espacio a una mujer bajo el alias Rosita, la asistente del guerrillero para que le sirviera el café. Ya era de noche cuando ocurrió todo.


“Hubo un estruendo y se nos vino una llama celeste como de cocina de gas. Tuve la sensación de que me estaba electrocutando. La ola de calor nos achicharró la piel. El estruendo nos dejó locos. Cuando reaccioné, creí que era un ataque de aviación sandinista. Cuando encendieron la luz tuve la seguridad de que me estaba muriendo. Un compañero rezaba por mí y me pidió no hablar porque tenía en el cuello un hueco con una astilla de madera, vidrios y dos clavos largos; creían que yo iba a morir ahogado en mi propia sangre. Yo solo quería que me cruzaran el río en una lancha para morir en suelo tico, aunque no quería que me tocaran. Cuando me dijeron que Jorge Quirós -el camarógrafo- se había muerto, supe que yo iba por el mismo camino“.

Ese es el relato de uno de los sobrevivientes de una tragedia que quedó en la impunidad. Hoy 38 años después seguimos sin saber quien o quienes planearon aquel atroz atentado, en el que la prensa costarricense fue la víctima inocente de una guerra de la que no formaba parte.


En el año 2010 un decreto de la Asamblea Legislativa Costarricense declaró el 30 de mayo, como el Día del Periodista en memoria de aquellos valientes e inocentes reporteros, que en su afán de informar y conocer la verdad perdieron la vida o quedaron con secuelas que los marcaron por siempre, víctimas de una guerra que no era suya.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo